Leopoldo Mendívil/Un insulto imperdonable, Ferrari de hijo de Romero Deschamps/Confidencial

0

(¡Todos contra la impunidad y la corrupción!)

PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO:

+No tiene enemigos, pero es

odiado por sus amigos

Óscar Wilde

Leopoldo Mendívil.- Casi al final de antenoche recibí un video sobre un par de sujetos que montaban un Ferrari color dorado en medio dela admiración de turistas, nada menos que en Montecarlo, Francia. Pero el sueño me venció y c jando despderté ayer me encontré con el chat era la Academia Nacional de Periodistas de Radiio y Televisión inundado por una lluvia de mensajes…

… De mensajes relacionados, naturalmente, con los sujetos del Ferrari dorado, presunta propiedad de un diputado federal plurinominal priista llamado José Carlos Romero, el amado hijito de Su Majestad el secretario general del  Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República  Mexicana, don Carlos Romero Deschamps.

Vopy a contarle una historia no oficial, pero real acerca de un grupo muy poderoso de potentados mexicanos que lesionados más en su sopberbia que en sus riquezas por alguna medida financiera a ponto de aprobarse, se entrevistaron con el titular de Hacienda, Pedro Aspe Armella, quien, llegado el momento de escuchar su amenaza de abandonar el país con todos y sus centavitos, les respondió, más o menos:

-Señores, me doy por enterado de su decisión. Yo no puedo detenerlos y ustedes están en su libertad de actuar así. Serán bienvendos cuando decidan regresar, pero quizás el sitio que han alcanzado ya esté ocupado por otros que sabrán apreciar el fiuturo que le viene a, país…  

-Y furiosos pero temerosos pofr el comportamiento del secretario Aspe, demandaron audiencia que de inmediato les fue otorgada, con el presidente Salinas de Gortari, quien, afable, los recibió, afable les escuchó y afable les respondió que apoyaba totalmente la respuesta de su colaborador…

Y los meses pasaron. Y aquellos señores tan bravucones, nunca salieron del país…

… A diferencia de lo recientemente sucedido con oootro grupo de bravucones, pero estos constructores de inmensos edificios en buenapaerte de esta capital, quienes montaron en cólera cuando se enteraron de que el jefe de gobierno Mancera los conminaba para desacelerar en alguna medida sus proyectos hasta que el Gobierno de la Ciudad avanzara lo suficiente en la solución de los problemas urbanos que lastiman fuertemente a la mayoría de la población capitalina…

Los buenos señores fueron a gritonear al jefe de gobierno, quien, lamentablemente pero electoral y futurísticamente, dobló las manos. Ya veremos qué clase de costo nefasto deberemos pagar quienes vivimos y/o trabajamos en esta ciudad…

Le he contado estas historias, presidente Peña Nieto, porque nunca como ahora, la familia Romero Durán y en especial los hijos del capataz mayor de los trabajadores de Pemex, han bofeteado a la población cuasitotal del país -excepto a los de la clase superadinerada- como en los años de su gobierno, presidente Peña, con sus excesos que nos hace sentir como en los años de la Francia decidió cobrar a Luis XVI los golpes económicos, políticos y morales que sus antecesores les asestaron y él continuó hasta presenciar el ataque a la cárcel de La Bastilla y prever la suerte que les esperaba.

Aquí ni siquera se trata de nobles atildados y enriquecidos a mordiscos de poder los que han exhibido las costumbres de aquellos que están muy pero muy alto que la estatura de  las vidas de esos llamados arribistas que gastan y gastan en cantidades y a velocidades estúpidas el dinero que su padre jamás hubiera acumulado, de no ser por   un golpe de suerte y un error apreciación del presidente Salinas de Gortari, que le entregó el mando sindical de la empresa petrolera y lo convirtió en el futuro cómplice del estado en que se encuentran esa empresa y en general la riqueza, la economía y la política petrolera del país.

Y esos muchachitos, Paulina y José Carlos Romero (Deschamps) Durán, están exhibiendo la enorme distancia que ha corrido la miseria moral de gente como ellos además de abofetear a la Nación casi entera, le han provocado a usted un nuevo conflicto que a los ojos de la gente, usted ha sido el provocador de que esa gentuza tan hábil para gastarse a toneladas dinero que indirectamente debiera seguir siendo de ellos, esos lo derrochan clon tan singular derroche que pepe charlie incluso llevó chofer para que le manejara su Ferrari dorado en las calles de Montecarlo.

Pero me atrevo a comentarle, presidente Peña, con y por el respeto que siempre he tenido a su investidura, que ahora sí, de no actuar con energía y decisión en salvaguarda de los intereses pulares del país, las circunstancias ya hoy difíciles por tantas  desventuras de esa clase que se le han acumulado, ésta, la del  Ferrari dorado, se vuelva la gota que derrame el vaso.          

    Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendivil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Compartir.

Deja una comentario