Leopoldo Mendívil/¿Presume Graco con el sombrero de Silvano?/Confidencial

0

(¡Todos contra la impunidad y la corrupción!)

ING. SILVANO AUREOLES CONEJO,

GOBERNADOR DE MICHOACÁN:

+Te pueden robar las ideas,

pero jamás el talento

Blog Burbujitas

Leopoldo Mendívil.- Se vale que entre gobernadores, sobre todo si son correligionarios, se roben los proyectos?

Peor, aun: ¿Se vale que la esposa de un goberndor robe algo que el gobierno de otro estado envíe a donde manda su marido..?  

Pero peor aun: ¿Podría valerse que la esposa del gobernador sospechoso, sin avisar a su marido se robe algo que pertenece al gobierno de otra entidad y es enviado como auxilio?

Y peor peor, gobernador Aureoles: ¿Se vale que el gobierno de Morelos, a través de una orden dictada por la señora  Elena Zepeda, esposa de su correligionario, el goberteriornador Graco Ramírez, haya dispuesto de una importante cantidad de alimentos y otros productos que el pueblo y el gobierno del Estado de Michoacán mandó al de Morelos para apoyar a los damnificados del sismo del día 7 pasado?

Eso habría ocurrido el jueves anterior y el primero en denunciarlo fue Jaime Juárez, quien dijo ser miembro de la contraloría de (se entiende que de la Presidencia Municipal de) Cuernavaca, quien a la entrada del aeropuerto de la capital morelense informó a la prensa que fue ahí para recibir la carga que su gobierno, don Silvano, había enviado con el propósito antes expuesto; y que ya transferido a transportes terrestres,  “por una extraña situación no se aprobó la entrega de los víveres… No sabemos quién fue (pero)… alguien, con un criterio político, ha estado empantanando esta situación…”

El segundo denunciante fue nadie más y nadie menos que el obispo de Cuernavaca, monseñor Ramón Castro y Castro. “No es que de oídas”, sino, obviamente, por información precisa, dijo.., “tres camiones de provisiones que venían al seminario, a Caritas.., no les permitieron llegar  y se llevaron el contenido al DIF… Esto me parece totalmente injusto.., que no debe ser. Esto sobrepasa cualquier lógica moral mínima. Yo les suplico a quienes tienen la autoridad y a quienes tienen la forma de detener esto, lo hagan. Dios, todo, es justicia…”

Suponía, gobernador Aureoles, por la  buena relación que en público parecen tener usted y Graco, como políticos y correligionarios,  no estaban infectados de la inveterada costumbre perredista de vivir entre gruñidos y mordizcos… Por ello temo que esta situación trasciende los pleitos entre jefes de tribus y es algo mucho más grave. ¿Sabían Graco y doña Elena que usted mandaba a Cuernavaca un voluminoso contenido de ayuda que solo pudo caber en las panzas de dos aviones? ¿O también sabían que esa fuerte cooperación del-pueblo-y-el-gobierno-de-Michoacán iba a ser entregada en el seminario de Morelia para que fuese distribuida por Caritas.., según informó el obispo Castro y Castro? No así como así ocurren acciones tan graves entre personajes políticos entrenados para evitar consecuencias graves, no solo a ustedes como sus actores principales, sino también a personajes de los pisos superiores del mundo político nacional, cuando la panza del planeta se muestra capaz de destruir bosques, selvas y poblaciones cuyas fantasmales sombras en cualquier momento pueden regresar y provocar terrores de gran fuerza destructiva..,  pero son bienvenidos por cualquier peje que afirma no ser lagarto y vivir a la caza de oportunidades buenas para sus propósitos.

Sinceramente le deseo, don Silvano, que salga bien librado de una bronca como ésta, que solo una mujer puede provocar sin que siquiera se le corra levemente la sombra de sus ojos…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com.mx

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Compartir.

Deja una comentario