Leopoldo Mendívil/Impunidad, ¿todos coludos, solo López Obrador rabón?/Confidencial

0

(¡Todos contra la corrupción y la impunidad!)

 

MIN. LUIS MARÍA AGUILAR,

PRESIDENTE DE LA SCJN:

+El que la hace, ¿la paga?

Refrán

Leopoldo Mendívil.- Como todas las barbajanadas de Andrés Manuel López Obrador han sido protegidas y a pesar de que la relacionada con el predio llamado El Encino fue revisada por la Suprema Corte y concluyó con la ratificación del delito de desacato a una orden judicial, el buen señor continuó intocado por la justicia y ni una multita debió pagar.

Ayer, la Corte a su cargo confirmó la disposición del gobierno de la Ciudad de México para pagar esa indemnización al propietario del terreno loce alizado al poniente de esta capital, por donde corre garbosa y siempre transitada la avenida que conecta a la clase social económicamente mejor protegida con uno de los hospitales predilectos por ella, que fue  la razón para que Rosario Robles, en su papel de jefa de gobierno ización sustituta de Cuauhtémoc Cárdenas firmara la expropiación de esa franja de tierra para los efectos ya anotados, pero sin percatarse de que contravenía lo establecido al respecto por la Constitución misma y luego de ella, López Obrador  desacatara la orden judicial, pero se negó porque cómo iba a oponerse a que la gente tuviera una forma cómoda de llegar a atenderse a ese hospital, el ABC –o Inglés-, uno de los más caros de la ciudad;  y luego armó  un alboroto inmenso porque se le declaró culpable, cosa que en su caso, jamás sucede, según él afirma y la cosa terminó en que un asustado presidente Fox, luego de intervenir en el asunto sin necesidad alguna porque el caso transcurría dentro de los cauces legales, fue aconsejado de retractarse y lo hizo, volviéndose cómplice de su odiado contrincante político.

En fin, la historia es conocida casi por todos en el país, aunque rechazada por el inmenso grupo de compatriotas que él mantiene obnubilados y a pesar de lo cual, el año pasado la Corte cumplió con los caminos legales y obtuvo la aceptación del gobierno capitalino para actuar en consecuencia. Ayer, pues, la parte final del caso fue consumada y López Obrador quedó total y justamente reconocido culpable del delito de desacato a una orden judicial. Y punto.

… ¿Pero, señor ministro presidente, el punto es aparte, o seguido? Porque si ya todos los elementos se han conjugado para concluir en que AMLO la hizo, como afirma el epígrafe de esta entrega, la tiene que pagar, como otra parte muy importante de la opinión pública ciudadana del país siempre consideró que debía suceder y siempre los políticos funcionarios se hicieron de la vista gorda por miedo a la ferocidad troglodita del acusado, no fuera a ser que los mandara freír en la Plaza de la Constitución…

Ha concluido y está en proceso de instrumentación el complejo pero completo sistema de justicia para combatir la corrupción que ahora sí, la gran mayoría nacional demandó que realizara. No es ya, pues, momento de salirle con otra trastada solo porque el señor dice que quiere ser presidente. Un aspirante a presidente debe tener en su expediente las pruebas de su limpieza legal, de  ningún delito cometido. AMLO tiene ya una condena en su contra, que no ha sido ejecutada y esa es una clara acción de impunidad, la hermana gemela de la corrupción.

¿Qué debe seguir, ministro presidente  Aguilar, para que finalmente la la justicia se cumpla..?

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Compartir.

Deja una comentario