Leopoldo Mendívil/¡Frenen el antifutbol!/Confidencial

0

(¡Todos contra la impunidad y la corrupción!)

DECIO DE MARÍA,

PRESIDENTE, FEMEXFUT:

 

+El deporte es lo que

nosotros decidimos que sea

María José Mosquera

CIUDAD DE MÉXICO.-Déjeme ponerme inteletual…:

“… El tardío interés de la sociología por el deporte se ha debido a que el fenómeno deportivo no se ha problematizado hastampo (mediadios del siglo XX). La consideración del deporte, desde sus inicios, así como de la educación física como algo aproblemático y positivo, junto al poco interés de las ciencias sociales por las cosas poco serias (improductivas), hizo que no fuese objeto serio y sistemático de estudio. Esta tendencia se mantuvo hasta que surgieron problemas o cuestiones que llamaron su atención; la violencia es uno de ellos, así como la relación entre deporte y medios de comunicación, género, alta competición, espectáculo, educación física, política, valores culturales, mercado de trabajo, dopaje, etc…”

… Y, obviamente, corrupción.

Lo anterior se lee en el prefacio de un libro titulado Tratado sobre violencia y deporte. La dialéctica de los ámbitos intercondicionantes, de Antonio Sánchez Pato y María José Mosquera González, Wanceulen Editorial Deportiva, Primdera Edición, año 2011 que muy poco debe conocerse aquí pero que, como van las cosas, debe ser urgentemente comenzado a leer en el mundo futbolístico mexicano, principalmente…

¡Por Dios, don Decio!, la Procuraduría Federal del Consumidor, sacó la cabeza en relación al sorprendente conflicto suscitado en Monterrey, Nuevo León, por la prohibición que la directiva del equipo Rayados de Monterrey hizo a la porra de los Tigres de la UANL, de asistir al juego del próximo sabado en un estadio de esa ciudad, usando las playeras del equipo al que apoyan.., por razones de seguridad…

Idiotez -y me disculpo por esta consideración- tan delicada que alcanza hasta a la mismísima Constitución General de la República… Así es como se actúa cuando los directivos del deporte se ponen serios, responsables, guardianes del Estado de Derecho y dispuestos a dictar el orden del que jamás se acuerdan hasta que las cosas se les salen de control…

 Como los agarrones entre las porras de ambos equipos han crecido en violencia y en gravedad y el juego del viernes, sea quien resulte el equipo perdedor,  pueda terminar en una bronca inmensa, la supuesta solución del asunto como simple cuestión de camisetas que se volvió cuestión de honor… ¿Y si por no llevar las camisetas   de los Tigres que les identifican, los porros rayados aporrean a hinchas del futbol  comunes y corrientes, ¿quién pagará esas narices, bocas, cejas, párpados rotos e incluso algo peor? ¿No ha pensado la directiva rayada en el agravamiento que pudiera provocar la bronca si gente inocente resulta agredida?

¡¿NO HAY OTRA FORMA DE RESOLVER ESE PROBLEMA..?! La Profeco informó que  mañana o pasado notificará al club de los Rayados su resolución y supongo que una de las posibles podrá ser la suspensión del juego hasta que se enfríen los ánimos…

¡Qué situación tan insólita y ridícula..! Cuántas veces la fuerza pública entra a los estadios donde los porros derrotados se le van al equipo ganador con todo… ¿Qué ganan? Algunos incluso pierden y se llevan una buena moquetiza porque aquéllos van henchidos de orgullo de triunfo, de superioridad…

¿En vez de ordenar a los porros del club competidor que lleguen en cueros si quieren, pero sin camisetas comprometedoras, por qué la autoridad de gobierno no dice a los lídercetes de los dos bandos en pugna que por ningún motivo entran al estadio; y que si se quedan fuera  y en cualquier momento se dan de sapotazos, cargarán con ellos al reclusorio más cercano..? Solo para que aprendan a entender lo que es el cumplimiento de la ley…

Qué bueno sería que lo anterior comenzara a suceder desde el sábado próximo allá en Monterrey, pero que se convirtiera en conducta mexicana inveterada de ahí en adelante…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Compartir.

Deja una comentario