Leopoldo Mendívil/“El misterioso contrato de 10 mil millones”/Confidencial

0

(¡Todos contra la corrupción y la impunidad!)

A LA AUTORIDAD, SI ALGUNA

EXISTE Y QUIERE TRABAJAR:

+¿Qué querían que hiciera?

Felipe Calderón

Leopoldo Mendívil.- Si aún existen dudas de que los regímenes panistas llegaron al poder para saquear cuanto fuera posible, ruego a usted, señor@ autoridad que haya respondido a este llamado, leer lo siguiente en espera de que se interese por hacer algo en este país que ya casi opera sin instituciones.

Se trata de un reportaje que con el título de esta entrega -razón de las comillas-, escribió hace escasos días Raúl Olmos en el blog, primo de este espacio, Mexicanos contra la Corrupción y contra la impunidad, sobre la gran previsión que Felipe Calderón y su pandilla habrían desarrollado para desvalijar tranquila y pacientemente lo que pudieron. Dice:  

“Un mes antes de que Felipe Calderón tomara protesta como presidente de México, se creó en Islas Caimán una empresa ‘de papel’, que a la vuelta de pocos meses obtuvo un contrato de PEMEX superior a 10 mil millones de pesos, el cual había sido negociado por un empresario de Campeche que está casado con una actual diputada federal del PAN.

“En el arranque del gobierno de Felipe Calderón, PEMEX otorgó un contrato por 10 mil 300 millones de pesos para la renta, por cinco años, de una plataforma marina a una empresa recién creada en Campeche, cuyo dueño fundador es esposo de la actual diputada federal por el PAN, Rocío Matesanz Santamaría.

“A la semana de haberse asignado el contrato, las acciones de la empresa campechana fueron transferidas a dos sociedades ‘de gaveta’ que habían sido creadas un mes antes de que Calderón asumiera la Presidencia de México en el paraíso fiscal de Islas Caimán, de acuerdo con documentos del Paradise Papers.

“Con el contrato de PEMEX en la mano, aquella empresa de reciente creación se cotizó muy alto y empezó a ser codiciada por inversionistas extranjeros que operaban desde los paraísos fiscales de las islas de Bermudas y Gran Caimán, en el Atlántico, y de Guersney, en el Canal de la Mancha. Consorcios de la India y de Inglaterra intentaron quedarse con la mayoría de la compañía.

Contrato exprés

“La empresa que obtuvo contratos exprés al mes y medio de haber nacido (como también el gobierno de Calderón más o menos 70 días antes, n. del c.) se llama SeaDragon de México.

“Su desarrollo fue meteórico. Todo empezó el 15 de marzo de 2007, en el arranque del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa. Aquel día, PEMEX publicó en el Diario Oficial la convocatoria para rentar, sin opción a compra, una plataforma de perforación tipo semisumergible o de barco perforador, para operar en el Golfo de México.

“Al día siguiente de que se lanzó la convocatoria, dos inversionistas de Tabasco iniciaron trámites para crear la empresa. El 16 de marzo de 2007, la Secretaría de Relaciones Exteriores asignó el permiso número 0400307 para el uso de la razón social SeaDragon de México.

“Y justo un mes después, el 16 de abril, el empresario chiapaneco José Farrera Redondo acudió al Registro Público de Ciudad del Carmen a inscribir su nueva empresa, la cual había sido constituida ante el notario Emilio del Río Pacheco.”

Hasta aquí la primera parte de este caso, conservado en secreto hasta que Paradise Papers apareció en el firmamento del escándalo internacional  y Mexicanos contra la corrupción y la impunidad comenzó a destapar estos hoyos malolientes mexicanos, pero si austed, respetuos@ autoridad desconocida, le ha interesado, puede continuar su seguimiento en el portal ya mencionado, con la investigación realizada. Hay mucho que destapar de este caso, digamos, a la memoria de Juan Camilo Mouriño, aquel joven y extraordinario campechano, materia gris de Calderón Hinojosa hasta su muerte y ya muchos negocios no se pudieron realizar…

Pero otros que, como el de esta entrega, que se deben reavivar…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Compartir.

Deja una comentario