Leopoldo Mendívil/Alianzas PAN-PRD, Etc., para candidatos priistas/Confidencial

0

¡Todos contra la corrupción y la impunidad!

 

LIC. PORFIRIO MUÑOZ LEDO,

EX MÚLTIPLES CARGOS…:

+¿Nadie sabe para quién trabaja..?

Viejo refrán, con interrogaciones

Leopoldo Mendívil.- Al tapón que puso ayer usted, en El Universal, a los “ilusos” del Frente Amplio PAN-PRD para las elecciones del año próximo, permítame agregar algunos datos útiles para demostrar que nuestros políticos, como casi todos nuestros compatriotas, poca idea tienen de la historia y por eso andamos como estamos, mire usted:

En el año 1992, el panista Rodolfo Elizondo alió a su partido  con el PRD por la gubernatura del estado de Durango, pero perdió espantosamente ante el PRI…

-En 2006, una coalición de izquierda PRD-PT-Convergencia ganó la gubernatura de Chiapas con el expriista, Juan Sabines Guerrero, quien prácticamente quebró al estado…

-En 2010, las alianzas PAN-PRD ganaron al PRI en Puebla, con el expriista Rafael Moreno Valle, quien gobernó como si fuera priista; en Sinaloa con el expriista Mario López Valdez, quien hizo lo mismo que el poblano; y en Oaxaca, el expriista Gabino Cue Monteagudo, hizo de lado al PAN de la alianza y desgobernó con el PRD y con la CNTE…   

-En Durango de nuevo, el año pasado  ahora sí ganó la gubernatura José Rosas Aizpuro con una alianza PAN-PRD, pero al fin expriista, integró su gabinete con una mayoría de su viejo partido…

-¿Para eso han servido y seguirán sirviendo las alianzas electorales?

Antes de lanzarse con su nuevo partido, el PRD,  por la Jefatura de Gobierno capitalina, Cuauhtémoc Cárdenas y usted hicieron una dura campaña para  dejar prácticamente intactas  a los diversas organizaciones priistas que con la derrota de 1997 se quedaron en el limbo, pero se volvieran,  revolucionarias y democráticas; y sí, ocurrió la transmutación, pero principalmente de mañas, porque de aciertos seguramente nunca aprendieron alguno y de allá viene la tendencia que según los muy enterados, Andrés Manuel López Obrador llevó al PRD a su segunda época con la traición que le infirió a Cuauhtémoc, aunque los beneficios posibles de un cambio ideológico de gran magnitud, pues ninguno llegó porque ya el asunto de las ideas estaba muy maltratado por  las tendencias al pragmatismo. Lo que sí ganaron los expriistas fue que sus viejas mañas ahora les resultaran más productivas por los programas sociales con que los estalinistas y los maoístas y los leninistas y los trotskistas fueron conquistando a sus nuevos correliginarios…

Todos tienen sus historias y supongo que usted a eso se refirió cuando mi colega Misael Zavala le preguntó si “¿en este esfuerzo cabrían personajes como Andrés Manuel López Obrador” y usted le respondió que “cabrían. Todas las fuerzas de izquierda deben participar en un empeño de esta naturaleza. Con un programa compatible, somos muy cercanos…”

Y como tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata, es más fácil sacar beneficios estando lo más entre cuates posible, ¿verdad?

Ahora, sería muy interesante otra entrevista en la que usted nos analice lo que luego de estos días suceda con el PRI; al fin, el que más conoce.

Y de una vez nos pasaría la película entera…   

Internet,  m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Compartir.

Deja una comentario